Generar energía por nosotros mismos ha sido uno de los principales propósitos que se han ido planteado a lo largo de estos últimos años. Gracias a la apuesta de la industria por la innovación, se ha dado lugar a soluciones hasta entonces nunca vistas que cada vez logran facilitar más la vida de las personas.

Una de ellas es la desarrollada por New Energy Technologies, una empresa con sede en Maryland (EE.UU) que ha conseguido crear un material liquido de la que se puede extraer energía eléctrica para abastecer a todo tipo de edificaciones.

Este innovador producto se compone a partir de nitrógeno, oxígeno, carbono e hidrógeno, estos dos últimos los más abundantes en la naturaleza, que juntas producen pequeñas células fotovoltáicas orgánicas.

¿ Y cómo es posible esto? La aplicación de dicho material es en capas ultra finas en el interior de superficies transparentes, ya se traten estas de materiales vítreos o de materiales plásticos como el metacrilato.

Por la incisión de la luz, y su vinculación directa con celdas fotovoltáicas, que van conectadas a los propios marcos de las ventanas, se puede llegar a extraer hasta un 50 % más de energía eléctrica que un panel solar convencional.

También puede lograr obtenerse energía a partir de luz artificial, e incluso de él se podría obtener energía a partir de luz indirecta. En otras palabras, este material es capaz de generar electricidad continuamente.

 

Según esta compañía norteamericana, este producto aspira a producir más energía y a menor costo en cuanto salga a la venta dentro de no más de un año.

Hoy, este material se encuentra en proceso de desarrollo y evaluación de su eficiencia con el propósito de perfeccionarlo, y no descartan por ello llevar a cabo proyectos más ambiciosos con respecto al mismo, entre ellos producciones a gran escala de los que buscan inversores.