Esta intervención fue radical!, pasó de ser un lugar local oscuro del Eixample donde daba miedo entrar, a un luminoso loft ideal para un soltero o una pareja.  El inmueble si bien era un lienzo en blanco, presentaba daño total en todos sus elementos, por lo que se tuvo que hacer una reforma total, cambiando carpinterías, suelos, falsos techos. La instalación eléctrica se hizo nueva así como las divisiones para el cuarto de baño. Se diseño un mueble de pladur para dividir en parte la zona del salón comedor con el dormitorio.

 

ESTADO ANTERIOR

ESTADO DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN

Utilizar en la encimera de la isla olivo ecológico, recuperado de olivos que han terminado su ciclo. Al igual que la encimera del lavabo que conserva su rugosidad natural. Se descubrió un bonito muro de ladrillo el cual se decapó en parte para darle un toque bohemio al espacio.

La chimenea de bio etanol fue una buena opción para darle un toque acogedor al salón. Se incorporó a un mueble de pladur que también funciona como librería. La encimera de madera de olivo, le agrega calidez y elegancia a la zona de cocina. El delicado detalle de la madera recuperada en el cuarto de baño aporta romanticismo, así como la bañera de patas cromadas, perfecta para un baño de espuma relajante. Se eligieron  tonos suaves que evocaran la piedra caliza, lo accesorios del lavabo tienen un toque retro que combina muy bien con la bañera de patas, todo un lujo.

 

El concepto abierto va acompañado de ventanas totalmente plegables que dan la posibilidad de incorporar una galería en un futuro.