El Diseño pasivo es un método utilizado en arquitectura con el fin de obtener edificios que logren su acondicionamiento ambiental mediante procedimientos naturales.

Se puede utilizar el sol, el viento, la orientación para lograr un estado de confort interior. Todo de una forma natural, sin tener que recurrir a los métodos artificiales como la calefacción o el aire acondicionado.

Esto disminuye en gran medida la contaminación del medio ambiente, así como el impacto económico sobre el usuario.

El diseño pasivo se basa en utilizar estrategias para volver un espacio más eficientes las cuales se dividen en tres grupos principales :

La ubicación y orientación del edificio.

Planteamiento general de la forma del edificio; situación y protección de las ventanas.

 

Sistemas pasivos

Elección del sistema solar pasivo, materiales de construcción adecuados, lucernarios y claraboyas, materiales y detalles de los muros, almacenamiento térmico.

Rendimiento energético

El aislamiento exterior utilizando materiales adecuados, reflectores solares y el uso de refrigeración pasiva en verano ayuda a reducir la demanda de energia extra que una vivienda puede dar.

Además de todos estos sistemas pasivos, se puede optar por aparatos electricos que tengan alto rendimiento enegético, los cuales podemos identificar mediante la calificación A+ y A++